jueves, 14 de junio de 2012

Breve repaso de la estratificación social en España

A diferencia del resto de países europeos donde el paso de una sociedad agraria estamental a una industrial capitalista se produjo muchos años antes que en España, aquí la que tuvo que ser la revolución burguesa que empujara la política y la economía hacia esa industrialización, fracasó, y fracasó por varios motivos, entre los cuales destacamos la arraigada estructura social tradicional del país, la inexistencia de un mercado nacional y la resistencia social al cambio y al progreso. La clase burguesa de peso político necesaria, que había sido en otras sociedades el motor del cambio, aquí sencillamente no se desarrolló lo suficiente, impidiendo el desarrollo del capitalismo.
Este lento proceso de disolución de la sociedad agrícola tradicional se produjo en dos grandes fases, una en torno a la Primera Guerra Mundial, y la otra a partir de los años 60 con la etapa del desarrollismo.
A principios del siglo XX la zona norte del país experimentó un incipiente desarrollo industrial, lo que provocó el éxodo hacia esas zonas, el incremento de las urbes y el aumento de la población con ocupación industrial. En aquella primera etapa existían lo que hoy se conoce como viejas clases medias, que efectivamente eran varias: el sector rural, el sector burocrático (trabajadores de la Administración Pública básicamente), el sector mercantil e industrial y el sector profesional (formado por grupos profesionales superiores como abogados, médicos, etc.). Durante la época de la segunda república la clase urbana-industrial experimentó un gran incremento, además de un paralelo aumento de la toma de conciencia de movilización. La guerra y el franquismo imposibilitaron la instauración de un sistema de clases al estilo europeo, hasta los 60.
La segunda etapa del cambio social se produciría a partir de los años 50, pero sobre todo de los 60. A partir de aquí se sucederían multitud de estudios sociológicos sobre la estructura social del país, con muchos intentos de clasificar las clases sociales. El primer gran estudio relevante, a cargo del profesor Murillo, clasificaría a la sociedad española de la época de la siguiente manera: una amplísima clase baja (3/4 partes de la población), una moderada clase media y una clase alta de poco peso. Posteriormente, en los 60, el profesor Cazorla lo hizo de la siguiente manera: clase alta 2%, clase media 41'4% y clase baja 56'6%. Todos estos estudios se basaban en los datos de la EPA básicamente. En 1976 la fundación FOESSA llevaría a cabo una nueva clasificación: estratos dirigentes 8%, estratos medios 24%, y estratos populares 68%.
A mediados de los 70 Tezanos llevó a cabo un importante estudio, también a partir de los datos de la EPA, donde concluyó que la sociedad española estaba formada por un 60% de clases medias y un 40% de clase obrera; posteriormente realizó más estudios donde básicamente los resultados indicaban el paulatino incremento de la clase media y la reducción de la clase obrera. Según Tezanos el sistema de clases en España ha ido cambiando desde los 60 y ha experimentado dos fenómenos importantes, la mesocratización (ganancia de poder de la clase media) y la desruralización (disminución de las actividades del sector primario).
En los años 80 la población española experimentaría con más fuerza este proceso de mesocratización, junto a un proceso de terciarización (inclinación del mercado laboral hacia el sector servicios).
En los 90 Daniel Lacalle definió la estructura de clases ente la clase dirigente (8%) y los obreros manuales (55%), entre medio habría profesionales, técnicos y una pequeña burguesía.
En el 92, Juan Jesús González estableció dos modelos de estructura de clases: el nórdico (importante peso de la clase trabajadora) y el anglosajón (importante peso de la clase media).
En definitiva, hemos visto un aumento de la clase media y el sector servicios, en detrimento del sector primario sobre todo, y el secundario en menor medida, y de las clases baja y alta. Hoy día predomina con diferencia una amplísima clase media que está inserta básicamente en el sector terciario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada